Etiquetas

,

Realmente uno no se da cuenta de lo fácil que son la mayoría de las recetas con hojaldre hasta que no está con las manos en la masa. Mi incursión en el mundo “hojaldril”, llamémoslo así, comenzó  a través del blog de Kanela y Limón (http://kanelaylimon.blogspot.com.es/), recomendable 100 % y fuente de inspiración de muchas de mis recetas, entre ellas esta. Y desde entonces siempre que necesito hacer algún dulce rapidito y con el que no ponga perdida la cocina, recurro al hojaldre, el éxito además está garantizado

Así que “anem per feina” como dirían en mi ciudad adoptiva y comencemos con la receta.

Ingredientes

  • 1 lamina de hojaldre
  • Laminas de almendra
  • 1 huevo
  • Azúcar

Precalentamos el horno a unos 200°C  más o menos, si es de aire a 180°C y mientras forramos una bandeja de horno con papel vegetal, el que nos viene con la propia lámina de hojaldre nos sirve. Estiramos un poco la lámina y la colocamos en la bandeja, la pintamos con el huevo y la cubrimos con las almendras laminadas y bastante azúcar, dependerá de lo

 golosos que seamos que la capa de azúcar sea más o menos gruesa , en mi caso… muuuy gruesa.

Después solo nos quedará con un cuchillo bien afilado o bien con un cortador de pizza cortar el hojaldre en trocitos rectangulares y meter al horno. ¿Cuánto tiempo? Pues cada horno es un mundo, en el mío unos  12 -15 minutos pero a partir de los 10 vigilad que no se quemen y cuando estén doraditos a vuestro gusto sacadlos.

Están bueniiiiiiisimos!

 

Anuncios