Etiquetas

, , , ,

El otro día fue el cumpleaños de mi suegro y me ofrecí a llevar yo el pastel. Al principio pensé en uno de chocolate (el chocolate nunca falla, a quién no le gusta aunque sea un poco el chocolate) Pero abrí la nevera… y allí estaba… una caja de 2 kilos de fresas con tan buena pinta que no pude resistirme y me puse a buscar la receta de una tarta de fresas que fuese digna de un cumpleaños,como siempre la receta perfecta la encontré en De uvas a peras,  y creo que acerté.

Ingredientes

Para la plancha de bizcocho

  • 100 gr de harina
  • 100 gr de mantequilla blanda
  • 125 gr de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de levadura química (Royal)
  • 1cucharada de esencia de vainilla

Para la mousse

  • Medio kilo de fresas limpias
  • Un yogur natural
  • El zumo de un limón
  • 150 gr de azúcar
  • 1 sobre de gelatina en polvo (10 gr) o 6 hojas de gelatina
  • 600 ml de nata para montar 35% M.G.

Lo primero, comenzamos preparando la mezcla para el bizcocho de la base.

Precalentamos el horno a 180°

En un bol ponemos la mantequilla blanda, el azúcar y la pizca de sal, con la batidora de varillas  mezclamos todo y cuando sea una mezcla homogénea añadimos los huevos pero de uno en uno para que se vayan integrando perfectamente y finalmente añadimos la cucharadita de esencia de vainilla.

Luego mezclamos la harina, con la levadura y lo añadimos poco a poco a la mezcla anterior mientras seguimos amasando.

Cuando ya tengamos lista la masa, la introducimos en una manga pastelera y la escudillamos en el papel de hornear con el que habremos forrado la bandeja del horno.

Dibujamos en el papel de horno la circunferencia de la base del molde que vayamos a utilizar y que nos va a servir de guía y vamos depositando la masa con la manga pastelera haciendo círculos hasta rellenar la circunferencia que habíamos marcado. Y como una imagen vale más que mil palabra aquí os dejo una foto.

Lo metemos en el horno a 180° hasta que el bizcocho esté doradito y hecho, podemos comprobarlo pinchándolo con un palillo, si este sale limpio es que nuestro bizcocho ya está perfecto.

Si creéis que la preparación de este bizcocho puede resultar un poco liosa tenéis la opción de sustituirla por una base de galletas. Derretís en el microondas 75 gr de mantequilla y trituráis unos 150 gr de galletas tipo maría, lo mezcláis y forráis la base del molde con la mezcla. Reserváis en la nevera hasta que preparemos la mousse. Así está igualmente rica.

Para elaborar la mousse, vertimos la nata en un bol para montarla, importante asegurarnos de que cae toda la grasa que es lo que ayudará a que esta monte y si está fría, pues mucho mejor.

Cuando la nata empiece a espesar un poquito añadimos la mitad del azúcar  y terminamos de montar hasta que quede bien durita (para saber que está en su punto podemos volcar el bol y cuando esta no caiga sabremos que está perfecta)

Por otro lado trituramos 300 gr de fresas, hasta que queden prácticamente líquidas. Las ponemos en un cazo y añadimos el yogur, el zumo de limón y el resto del azúcar y lo ponemos a fuego medio sin que llegue a hervir.

En un vasito vaciamos el sobre de gelatina y echamos un chorro de leche, removemos bien y se lo agregamos a nuestra mezcla de fresas ya retirada del fuego pero caliente, y mezclamos bien.

Cuando haya enfriado lo incorporamos a la nata con movimientos circulares para intentar que la nata no se baje, hay que integrarlo muy bien.

Volvemos al molde donde ya tendremos preparada la base bien sea de bizcocho o de galleta, cortamos a la mitad en vertical las fresas que habíamos reservado y las disponemos alrededor del aro del molde. Vertemos nuestra mousse de fresa,  y

con ayuda de una espátula

alisamos la superficie todo lo que podamos y metemos en la nevera para dejarla reposar de un día para otro o al menos durante varias horas.

Finalmente desmoldamos y decoramos como más nos guste.

Anuncios