Etiquetas

, , , , ,

Hoy os traigo el postre que preparé para el día de la madre. Aunque yo no pude ir a Madrid para estar con la mía, si que lo pasé en familia, y celebramos la reciente maternidad de mi cuñada Malú, porque era mamá desde hacía poco más de 10 días! Y aprovechando, dejadme decir que tengo un sobrino precioso que se llama Pol, es taaaaaan bonito…

Y mientras me seco la baba, os diré, que es un postre sencillísimo, como casi todas las recetas de “De uvas a peras” http://www.youtube.com/user/DeUvasAPeras   y que no defrauda nunca. Ya es la cuarta o quinta vez que la hago y hasta ahora no me ha fallado.

Vamos con los ingredientes:

  • 2 planchas de hojaldre
  • 1 kg de fresas
  • 2 cucharadas de mermelada de fresas disuelta en una cucharada de agua
  • 1 huevo batido
  • 1 cucharada de queso de untar tipo Philadelphia
  • Azúcar
  • 6 cucharadas de azúcar
  • 600 ml de nata

Empezamos por estirar un poco la masa de hojaldre (1) y recortamos los bordes para que nos quede lo más cuadradita posible. La pintamos con el huevo batido y la pinchamos con un tenedor para que no suba en el horno (2).Espolvoreamos con azúcar. Yo en mi caso echo bastante para que quede como caramelizada. La metemos al horno precalentado a unos 180 grados hasta que empiece a dorarse (3), sacamos y le damos la vuelta para pintar con el huevo el otro lado, espolvoreamos con más azúcar…y al horno otra vez. Cuando ya esté el otro lado doradito, sacamos y dejamos enfriar en una rejilla (4). Repetiremos el mismo proceso con la otra lámina de hojaldre.

Ahora vamos a montar la nata, echamos en el bol de la batidora los 600 ml de nata y comenzamos a batir a velocidad media. Cuando la nata coja algo de cuerpo añadimos la cucharada de queso cremoso y seguimos batiendo, incorporamos las 6 cucharadas de azúcar (si os gusta más dulce podéis añadir más) y terminamos de batir hasta que la nata esté durita, ya sabéis la prueba es volcar el bol y si no cae, está lista. No os paséis batiendo porque es fácil llegado ese punto que la nata se convierta en mantequilla… lo digo por experiencia.

En una de las láminas de hojaldre (la que vayamos a decorar) extendemos una capa de nata y comenzamos a cubrir con las fresas cortadas en láminas. Pondremos el puntito a la decoración como más nos guste, yo fundí un poco de chocolate y bañe algunas fresas en él.

Por último, en el hojaldre que va abajo ponemos toda la nata montada restante ayudándonos de una manga pastelera y colocamos nuestro hojaldre con fresas encima. Con mucho cuidado, eso sí, porque se parte con facilidad.

Os recomiendo esta receta por su sencillez, su rapidez a la hora de elaborarla y sobre todo porque está bueniiiiiisima.

¿Qué hicisteis vosotros para ese día? ¿Cocinasteis algo especial?

Un beso muy gordo, y contadme si os animáis a probadla!

Anuncios