Cupcakes de Chocolate con Churros

La verdad es que nunca he estado tanto tiempo fuera de España como para llegar a añorarla, pero entiendo lo que se puede sentir, puesto que si que vivo desde hace un tiempo fuera de la ciudad donde he crecido…y aunque lo parezca… No, no estoy divagando!

Es una manera de presentar estos cupcakes tan castizos como son los chocolate con churros cupcakes!!! son idea de mi tan mencionada  http://www.objetivocupcake.com/ dentro de su serie sabores de España. Fue verlos y pensar…uuuummmmm…yo quiero. Además como casi todas las recetas que mi inspiran me traen buenisimos recuerdos, de meriendas con la familia, desayunos después de largas noches con las amigas, etc.

Asi que aqui os dejo mi versión y sobre todo os animo a hacerlos porque están bueniiiiiiisimos.

Ingredientes:

Para la masa de bizcocho (12-14 cupcakes)

  • 115 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 220 g de azúcar blanco
  • 3 huevos M
  • 180 g de harina
  • 40 g de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 cucharadita y media de levadura Royal
  • 120 ml de leche semidesnatada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Para los mini churros

  • 1 vaso de agua
  • 1 vaso de harina
  • Aceite
  • Azúcar
  • Manga pastelera con boquilla pequeña de estrella

Para la buttercream

  • 115 g de mantequilla sin sal
  • 425 g de azúcar glas
  • 85 g de cacao en polvo sin azúcar
  • 105 ml de leche semidesnatada

Empezaremos por preparar nuestros bizcochitos de chocolate. Precalentamos el horno a 180 o 160 si es con aire y colocamos nuestros papelitos en la bandeja para cupcakes.

Tamizamos la harina, la levadura y el cacao en un bol y reservamos. A continuación

batimos la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar hasta que tenga una textura

pomada y la mezcla aclare. Añadimos los huevos uno a uno, cuando estén integrados echamos la mitad de la harina y seguimos batiendo, ahora es el momento de verter la leche y el extracto de vainilla.

Agregamos la otra mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que la mezcla sea homogénea. Repartimos la mezcla en las cápsulas, sin llenarlas más de 2/3.

Horneamos 22-25 minutos o hasta que un palillo salga limpio. Dejamos enfriar los cupcakes en el molde 5 minutos y después pasamos a una rejilla, hasta que se enfríen por completo.

Ahora es el momento, mientras los cupcakes se enfrían, de hacer los minichurros.

En un cazo, calentamos el agua con una gotita de aceite y una pizca de sal. Cuando hierva, añadimos la harina de golpe y removemos rápidamente. Se creará una especie de “engrudo” con una consistencia muy pastosa y un poco fea la verdad, pero que no cunda el pánico! Es así como tiene que quedar.

Retiramos el cazo del fuego y cogemos la masa pringosa con la cuchara de palo y lo metemos en la manga pastelera.

A continuación, ponemos a calentar el aceite en otra sartén. Cuando esté muy caliente, empezamos a echar nuestros churros. El aceite tiene que estar tan caliente para que se doren enseguida y retirarlos lo antes posible de la sartén, si no empezará a salirse la masa de dentro y a saltar descontroladamente (aviso porque luego me ha costado mucho limpiar los trozos de churros que se han pegado por todas partes tras querer atacarme…). Finalmente tras salir ilesa del ataque de los churros asesinos los he puesto a escurrir en papel absorvente y los he rebozado con azúcar.

Y para terminar preparamos el frosting o crema tamizando el cacao y el azucar glass,lo colocamos en un bol junto la mantequilla y la leche y lo batimos hasta obtener una buttercream de textura cremosa y color chocolate intenso.

Quedan esponjosos, superchocolateados y deliciosos. ¿Qué más se puede pedir? Pues una cosa más, que me comentéis como os han quedado si los hacéis y si no que me digáis si los churros también os traen buenos recuerdos …

Mil besos.

Tarta Mousse de fresas

Etiquetas

, , , ,

El otro día fue el cumpleaños de mi suegro y me ofrecí a llevar yo el pastel. Al principio pensé en uno de chocolate (el chocolate nunca falla, a quién no le gusta aunque sea un poco el chocolate) Pero abrí la nevera… y allí estaba… una caja de 2 kilos de fresas con tan buena pinta que no pude resistirme y me puse a buscar la receta de una tarta de fresas que fuese digna de un cumpleaños,como siempre la receta perfecta la encontré en De uvas a peras,  y creo que acerté.

Ingredientes

Para la plancha de bizcocho

  • 100 gr de harina
  • 100 gr de mantequilla blanda
  • 125 gr de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de levadura química (Royal)
  • 1cucharada de esencia de vainilla

Para la mousse

  • Medio kilo de fresas limpias
  • Un yogur natural
  • El zumo de un limón
  • 150 gr de azúcar
  • 1 sobre de gelatina en polvo (10 gr) o 6 hojas de gelatina
  • 600 ml de nata para montar 35% M.G.

Lo primero, comenzamos preparando la mezcla para el bizcocho de la base.

Precalentamos el horno a 180°

En un bol ponemos la mantequilla blanda, el azúcar y la pizca de sal, con la batidora de varillas  mezclamos todo y cuando sea una mezcla homogénea añadimos los huevos pero de uno en uno para que se vayan integrando perfectamente y finalmente añadimos la cucharadita de esencia de vainilla.

Luego mezclamos la harina, con la levadura y lo añadimos poco a poco a la mezcla anterior mientras seguimos amasando.

Cuando ya tengamos lista la masa, la introducimos en una manga pastelera y la escudillamos en el papel de hornear con el que habremos forrado la bandeja del horno.

Dibujamos en el papel de horno la circunferencia de la base del molde que vayamos a utilizar y que nos va a servir de guía y vamos depositando la masa con la manga pastelera haciendo círculos hasta rellenar la circunferencia que habíamos marcado. Y como una imagen vale más que mil palabra aquí os dejo una foto.

Lo metemos en el horno a 180° hasta que el bizcocho esté doradito y hecho, podemos comprobarlo pinchándolo con un palillo, si este sale limpio es que nuestro bizcocho ya está perfecto.

Si creéis que la preparación de este bizcocho puede resultar un poco liosa tenéis la opción de sustituirla por una base de galletas. Derretís en el microondas 75 gr de mantequilla y trituráis unos 150 gr de galletas tipo maría, lo mezcláis y forráis la base del molde con la mezcla. Reserváis en la nevera hasta que preparemos la mousse. Así está igualmente rica.

Para elaborar la mousse, vertimos la nata en un bol para montarla, importante asegurarnos de que cae toda la grasa que es lo que ayudará a que esta monte y si está fría, pues mucho mejor.

Cuando la nata empiece a espesar un poquito añadimos la mitad del azúcar  y terminamos de montar hasta que quede bien durita (para saber que está en su punto podemos volcar el bol y cuando esta no caiga sabremos que está perfecta)

Por otro lado trituramos 300 gr de fresas, hasta que queden prácticamente líquidas. Las ponemos en un cazo y añadimos el yogur, el zumo de limón y el resto del azúcar y lo ponemos a fuego medio sin que llegue a hervir.

En un vasito vaciamos el sobre de gelatina y echamos un chorro de leche, removemos bien y se lo agregamos a nuestra mezcla de fresas ya retirada del fuego pero caliente, y mezclamos bien.

Cuando haya enfriado lo incorporamos a la nata con movimientos circulares para intentar que la nata no se baje, hay que integrarlo muy bien.

Volvemos al molde donde ya tendremos preparada la base bien sea de bizcocho o de galleta, cortamos a la mitad en vertical las fresas que habíamos reservado y las disponemos alrededor del aro del molde. Vertemos nuestra mousse de fresa,  y

con ayuda de una espátula

alisamos la superficie todo lo que podamos y metemos en la nevera para dejarla reposar de un día para otro o al menos durante varias horas.

Finalmente desmoldamos y decoramos como más nos guste.

Cupcakes de Chocolate Primaverales

Etiquetas

, ,

Podemos decir que esta es mi nueva obsesión y todo por culpa de Alma de http://www.objetivocupcake.com/.  Hasta sueño con cupcakes!!! No hago más que comprar miles de utensilios e ingredientes extraños para poder hacer nuevas recetas.

Cupcakes de mojito rellenos de lima, cupcakes de batido de fresa, cupcakes de gominolas de mora, cupcakes de piruleta, cupcakes, cupcakes, cupcakes …y así todo el día. Todos esos ya rondan en mi cabeza y os iré enseñando las recetas en las próximas entradas pero ahora vamos con unos cupcakes (receta de Alma) básicos de chocolate  con una decoración algo  primaveral aunque aún el tiempo no acompañe…

Ingredientes

(Para 12-14 cupcakes)

  • 4 huevos talla M
  • 300 gr de azúcar
  • 250 gr de harina
  • 240 gr de mantequilla
  • 5 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar (el colacao o el nesquik harían el apaño pero el sabor del cacao puro es mucho más intenso, yo utilizo el  de la marca valor)
  • 2 cucharaditas de levadura royal o similar
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 150 ml de leche

Para el buttercream

  • 100 gr de chocolate (puede ser negro o con leche, como más te guste)
  • 250gr de mantequilla
  • 250 gr de azúcar glas
  • 1 cucharadita de leche
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Lo primero antes de empezar, es tener la mantequilla a temperatura ambiente, así que si aún la tenéis en la nevera… lo primero sacarla fuera! No vale mantequilla calentada en el micro, ni mantequilla puesta encima de un radiador, ni mantequilla derretida al sol… Tiene que ser a temperatura ambiente, a no ser que vivas en Siberia claro que entonces mejor que la dejes en la nevera, juasjuas juas …y chistes malos a parte comenzamos con la receta

Precalentamos el horno a 180º. Si tu horno de es de aire 160°. En un vaso, mezclamos la leche con el extracto de vainilla y reservamos.
Tamizamos junta la harina, el cacao y la levadura química, este paso es importante si quieres evitar grumos.
En el bol de la batidora (o con la batidora manual), batimos el azúcar con la mantequilla hasta que esté cremoso y añadimos los huevos uno a uno. A continuación, añadimos la mitad de la mezcla de harina y cacao. Después la leche y finalmente el resto de la harina. Es importante mantener siempre este orden , ingredientes sólidos /ingredientes líquidos/ ingrediente-sólidos
Repartimos la mezcla en los papelitos de cupcakes, sin llenarlos más que 2/3.
Horneamos en torno a 22-24 minutos o hasta que al pincharlos con un palillo salga limpio.
Sacamos del horno y dejamos templar en la bandeja 5 minutos antes de traspasarlos a una rejilla

Mientras se enfrían nuestros cupcakes y teniendo lista la mantequilla preparamos el buttercream

Lo primero: derretimos 100 g de chocolate con leche al baño maría o en el microondas y dejamos que se temple. No tanto como para que se quede duro de nuevo pero hay que asegurarse de que NO está aún caliente. Si está caliente, derretirá la mantequilla y se acabó el invento.

A continuación, con la batidora, batimos 250g de mantequilla con 250 de azúcar glas, 1 cucharada de leche y 1 cucharadita de extracto de vainilla. Cuando la mezcla esté homogénea (lo notaréis porque se pone más blanca), añadimos el chocolate (NO caliente) sin dejar de batir y batimos un par de minutos más, por lo menos. Si está un poco líquido, debería engordar si seguís batiendo.

La idea para decorarlas la saqué de aquí http://bakingdom.com/2011/10/death-by-chocolate-mum-cupcakes.html es una idea fantástica para decorar cupackes o incluso tartas  y lo mejor es que estos cupackes están buenísimos!!!

Por último tengo que decir que me sobró tanto la masa de bizcocho como la crema de mantequilla así que me dio para hacer un pequeño pastel que no duró ni un asalto…

Animaos y ya me contareis!

Pastelitos de Almendra

Etiquetas

,

Realmente uno no se da cuenta de lo fácil que son la mayoría de las recetas con hojaldre hasta que no está con las manos en la masa. Mi incursión en el mundo “hojaldril”, llamémoslo así, comenzó  a través del blog de Kanela y Limón (http://kanelaylimon.blogspot.com.es/), recomendable 100 % y fuente de inspiración de muchas de mis recetas, entre ellas esta. Y desde entonces siempre que necesito hacer algún dulce rapidito y con el que no ponga perdida la cocina, recurro al hojaldre, el éxito además está garantizado

Así que “anem per feina” como dirían en mi ciudad adoptiva y comencemos con la receta.

Ingredientes

  • 1 lamina de hojaldre
  • Laminas de almendra
  • 1 huevo
  • Azúcar

Precalentamos el horno a unos 200°C  más o menos, si es de aire a 180°C y mientras forramos una bandeja de horno con papel vegetal, el que nos viene con la propia lámina de hojaldre nos sirve. Estiramos un poco la lámina y la colocamos en la bandeja, la pintamos con el huevo y la cubrimos con las almendras laminadas y bastante azúcar, dependerá de lo

 golosos que seamos que la capa de azúcar sea más o menos gruesa , en mi caso… muuuy gruesa.

Después solo nos quedará con un cuchillo bien afilado o bien con un cortador de pizza cortar el hojaldre en trocitos rectangulares y meter al horno. ¿Cuánto tiempo? Pues cada horno es un mundo, en el mío unos  12 -15 minutos pero a partir de los 10 vigilad que no se quemen y cuando estén doraditos a vuestro gusto sacadlos.

Están bueniiiiiiisimos!

 

Rosquillas de Anís

Etiquetas

, , ,

Seguramente sea una de las recetas más fáciles de hacer pero a la vez más sabrosas. ¿Quién no ha probado esas rosquillas de pueblo que hacían las abuelas? Al menos las mías las preparaban… Así que a parte de encantarme su sabor me traen buenísimos recuerdos!

Ingredientes 

Para las rosquillas

  • 2 huevos
  • Medio kilo de harina
  • 125 gr de mantequilla
  • 100 ml de anís
  • 50 ml de aceite de girasol
  • 50 ml de leche
  • Ralladura de un limón
  • Un sobre de levadura
  • 2 ó 3 cucharadas de azúcar (admite más pero también salen buenísimas sin azúcar puesto que luego lo lleva en el baño)

Para el baño

  • Medio vaso de agua
  • 5 cucharadas de azúcar
  • Medio vaso de anís de anís

Lo primero es mezclar todos los ingredientes, excepto la harina, en un bol (si queremos se puede batir un poco pero no es necesario). Después añadiremos la harina y la levadura previamente tamizadas para que no queden grumos y amasamos hasta que la masa no se nos quede pegada a las manos. Normalmente hay que añadir algo más de harina pero eso ya lo iréis viendo.

Tenemos que dejar reposar la masa al menos durante un par de horas, yo la dejo fuera de la nevera tapada con papel film y tampoco pasa nada si la preparáis de un día para otro.

Finalmente estiramos la masa y le damos la forma de rosquilla del tamaño que más nos guste, freímos en abundante aceite (yo utilizo de oliva pero el de girasol también vale) con el fuego no muy alto  y dejamos escurrir en papel absorbente.

Cuando ya han enfriado un poco las baño en la mezcla de anís, agua y azúcar y luego las rebozo con más azúcar, aunque este paso también es opcional. Están deliciosas y sobre todo si las dejáis reposar unas horas o las coméis al día siguiente y lo mejor es que duran igual de tiernas un montón de días, os encantarán!

Nuestra dulce condena

Los dulces nos apasionan, nos encantan, son irresistibles y nuestra pasión es tal que hemos decidido explicarle a todo el mundo cómo hacemos nuestros postres en casa. Es muy fácil, tan solo debes ponerle muchas ganas y seguir nuestras recetas.

Hacer estos postres es una forma sencilla de demostrar el cocinero que llevas dentro. Son simples y rápidas de hacer. Con ello cogerás práctica y podrás superarte con nuevos retos e incluso podrás contagiar tu pasión a las personas de tu alrededor.

“Piensa, cree, sueña y atrévete”